EU exigirá en las Cortes que todas las enfermas de fibromialgia reciban atención integral

El grupo municipal pedirá que el Ayuntamiento presione para que todas las afectadas pasen por la unidad del Hospital

La diputada de EUPV Esther López Barceló presentará una batería de preguntas en las Cortes Valencianas en relación a las quejas de la Asociación de Fibromialgia y Astenia Crónica de San Vicente por la cantidad de enfermas que no reciben un tratamiento integral. La entidad señala que muchas afectadas no llegan a ser atendidas en la única unidad especializada de la provincia, que funciona en el Hospital de San Vicente debido a que sus médicos de cabecera no las derivan. En el citado servicio se les enseñan hábitos de vida saludables y se les ofrece ayuda psicológica como complemento de otras terapias.

El grupo municipal de EU abordó ayer el problema junto con Barceló, quien anunció su intención de exigir al conseller de Sanidad, Manuel Llombart, «una solución inmediata a estos problemas y una mayor implicación del Consell en la atención e investigación de esta enfermedad».
Por su parte, el concejal Gerardo Romero consideró «incomprensible» que haya aún médicos que «desconozcan la existencia de la unidad de tratamiento del hospital o que se pongan pegas para derivar a los pacientes». Por ello solicitó a la concejal de Sanidad, Mercedes Torregrosa, que «se reúna con la asociación y presione ante el Consell» para mejorar la atención y reclamar a la Conselleria que amplíe el personal adscrito a la unidad.

Mientras, las representantes de la asociación que ayer se desplazaron a un acto de la Conselleria celebrado en el hospital La Fe de Valencia explicaron que, al final, no tuvieron ocasión de llegar a plantear el problema a los responsables autonómicos.

Los suplementos de vitamina D reducen el dolor en fibromialgia

La enfermedad tiene un impacto significativo en la calidad de vida del paciente, causando a menudo la pérdida de empleo y/o retirada de la vida social

La vitamina D puede ser un tratamiento eficaz para los pacientes con fibromialgia asegura una investigación que se publica en Pain. El dolor y la fatiga crónica son muy habituales en las personas con fibromialgia y son muy incapacitantes. En este trabajo, se sugiere que aquellos con niveles bajos de vitamina D, los suplementos de vitamina D pueden disminuir el dolor y ser una alternativa rentable o un complemento a otros tratamientos.

Además del dolor y la fatiga, los individuos diagnosticados con fibromialgia pueden experimentar trastornos del sueño, rigidez matutina, falta de concentración y síntomas mentales ocasionalmente leves a severos, como la ansiedad o la depresión. La enfermedad tiene unimpacto significativo en la calidad de vida del paciente, causando a menudo la pérdida de empleo y/o retirada de la vida social. No hay cura, y ningún tratamiento abarca todos los síntomas, aunque algunos pueden aliviarse mediante la terapia física, la terapia cognitivo-conductual, tratamiento farmacológico y terapias multimodales.

No hay cura, y ningún tratamiento abarca todos los síntomas, aunque algunos pueden aliviarse

En este trabajo los investigadores plantearon la hipótesis de que los suplementos de vitamina D podrían reducir el grado de dolor crónico experimentado con bajos niveles de vitamina D, además de mejorar otros síntomas. «Los niveles sanguíneos bajos de calcifediol –compuesto ligado a la vitamina D- son especialmente comunes en los pacientes con dolor y fibromialgia grave. Pero aunque el papel de calcifediol en la percepción del dolor crónico es un tema muy discutido, carecemos de evidencia clara del papel de los suplementos de vitamina D en pacientes con fibromialgia», señala el principal investigador Florian Wepner, del Hospital Ortopédico Speising de Viena, en Austria. «Por ello, propusimos determinar si el aumento de los niveles de calcifediol en estos pacientes podría aliviar el dolor y provocar una mejora general de los trastornos concomitantes».

En el ensayo participaron 30 mujeres con fibromialgia con bajos niveles de calcifediol –la fibromialgia es una enfermedad que afecta especialmente a las mujeres-. Los resultados mostraron un beneficio claro de las terapias con vitamina D, especialmente en su calidad de vida, aunque no en aspectos como la depresión o ansiedad.

Las causas principales de la fibromialgia son procesos tóxico-alimentarios e infecciones virales crónicas

La intolerancia a la lactosa, las infecciones crónicas por el virus Epstein Bar y las amalgamas metálicas (plata y mercurio) ocasionan la mayoría de los casos de fibromialgia, según explica el doctor José Rodríguez Moyano en su libro ‘Manual de Fibromialgia. Nuevas aportaciones’, fruto de la investigación y su experiencia con estos pacientes.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La intolerancia a la lactosa, las infecciones crónicas por el virus Epstein Bar y las amalgamas metálicas (plata y mercurio) ocasionan la mayoría de los casos de fibromialgia, según explica el doctor José Rodríguez Moyano en su libro ‘Manual de Fibromialgia. Nuevas aportaciones’, fruto de la investigación y su experiencia con estos pacientes.

El libro recoge que los síntomas varían según la causa. Así, cuando el origen es la intolerancia a la lactosa suelen padecer diarrea, meteorismo, cefaleas, cansancio, etc. Sin embargo, “si el síndrome está motivado por infecciones bacterianas o virales también suelen sufrir faringitis crónica, dolores cervicales y febrícula”, afirma.

Las infecciones crónicas constituyen una causa frecuente de fibromialgia, según cuenta el doctor Rodríguez Moyano en su libro. Se trata de una hipótesis que se ha comprobado en diversas investigaciones. Entre ellas, un estudio publicado en 2012 en ‘Pain Research Treatment’ que señala que “las infecciones parecen ser capaces de inducir la fibromialgia incluso si no hay una relación causal documentada. En particular virus como los de la hepatitis C, VIH, Coxsackie B, y Parvovirus, y bacterias como la Borrelia podrían estar involucradas”.

Otro motivo frecuente de fibromialgia, es la intolerancia o sensibilidad alimentaria. De hecho la Sociedad Andaluza para el Estudio de lasEnfermedades por Alimentos (SAEIA) ya ha demostrado en un estudio que la intolerancia a los alimentos, en particular a la lactosa, ocasionaba fibromialgia.

El alimento con más intolerancia fue el grupo de las proteínas lácteas, seguido de la harina de trigo, el huevo, algunas carnes y pescados, concluía esta sociedad científica. “La intolerancia a la lactosa puede comprobarse con un simple test”, resalta el doctor Rodríguez Moyano, quien recomienda la retirada de los lácteos de la dieta y una terapia de detoxificación consiguen mejorar los síntomas en poco tiempo, añade.

Por otro lado, la acumulación en el organismo de mercurio procedente de las amalgamas dentales es otra posible causa de fibromialgia apuntada en el manual. “Cuando las amalgamas de plata-mercurio (metálicas) tienen más de diez años y el proceso de aleación ha sido incorrecto la toxicidad puede acabar provocando el síndrome fibromiálgico en algunos pacientes”, señala el doctor Rodríguez Moyano. En estos casos se recomienda su sustitución por cerámicas cumpliendo las estrictas recomendaciones de seguridad y la detoxificación a través de medicina biorreguladora.

Finalmente, destaca que la ingesta de alimentos y contacto con herbicidas, pesticidas, también pueden desencadenar la aparición del síndrome, comenta este experto. “Se piensa en un síndrome fibromiálgico por intoxicación de organofosforados cuando el enfermo trabaja por ejemplo en el cultivo bajo plásticos, donde se utilizan frecuentemente plaguicidas”, señala, “aunque es necesario realizar análisis clínicos para determinarlo”, afirma.

Respecto a los tratamientos, estos pacientes deben recurrir como primera elección de tratamiento a la medicina manual (osteopatía) y medicina biorreguladora. La medicina manual a través de la manipulación vertebral y la movilidad articular, entre otros factores, “mejora la rigidez articular y puntos dolorosos”; mientras que la medicina biorreguladora facilita la eliminación de toxinas causantes del síndrome, restablece el sistema inmunitario y la regresión de la enfermedad, destaca. Losmedicamentos biorreguladores utilizan principios activos naturales en microdosis que favorecen los mecanismos de recuperación del organismo.

El libro, del que se publica su tercera edición online por ‘www.bubok.es’ incluye los últimos estudios sobre el origen y síntomas de este síndrome que padecen unos 900.000 españoles, y que se caracteriza por dolores articulares, musculares y tendinosos generalizados, cansancio, fatiga, rigidez matutina, cefaleas, mareos y trastornos en la región genitourinaria, intestinal y faríngea. La persistencia de estos síntomas durante años y el retraso en su diagnóstico pueden desencadenar frecuentes crisis de ansiedad y depresión.

(EuropaPress)

vitamina D para el dolor

Aunque es una muestra muy pequeña de enfermos, se investiga como reducir el dolor.

La vitamina D puede ser un tratamiento eficaz para los pacientes con fibromialgia. El dolor y la fatiga crónica son muy habituales en las personas con fibromialgia y resultan muy incapacitantes. Un estudio sugiere que para aquellos pacientes con niveles bajos de vitamina D, los suplementos de esta vitamina pueden disminuir el dolor y ser una alternativa consistente o un complemento a otros tratamientos.
En el ensayo participaron 30 mujeres con fibromialgia con bajos niveles de calcifediol (< 32 ng/mL) , que fueron aleatorizadas a un grupo en tratamiento o a un grupo control tratado con placebo. El objetivo era conseguir niveles de calcifediol de 32-48 ng/mL mediante un suplemento de calicalciferol por vía oral durante 20 semanas. Los resultados mostraron un beneficio claro del tratamiento con vitamina D, especialmente en su calidad de vida, aunque no en aspectos como la depresión o la ansiedad.
Se apreció una reducción marcada del dolor durante el periodo de tratamiento en el grupo que había tomado el suplemento: un análisis de la varianza 2 × 4 mostró un efecto significativo en las puntuaciones de la escala analógica visual, así como en la escala de funcionamiento físico del Short Form Health Survey 36.

http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=4448